miércoles, 11 de febrero de 2009

¿Ya Recordaste?

8/08/2007 01:50 AM


¿Ya olvidaste lo que te conté aquel día?, espero que no, porque es muy importante para mi. Es de esas cosas que cuando joven te parecen absurdas e inútiles, pero ya viejo toman sentido poco a poco y muestran que la ignorancia es la peor enemiga del ser humano.


Ya sé lo que me vas a decir, que yo todavía estoy joven y que no se nada pero, ¿sabes?, puedes saltarte años y aprender de lo escrito por otros, donde nos muestran sus errores o ya sea en mejor caso, sus aciertos. También sé muy bien que crees que a veces soy muy presumido por lo que sé y quiero que sepas que lo siento, a veces pienso que uno termina haciendo lo que más critica pues vas, con el pasar de los años, viendo las ventajas de esto al atacarlo una y otra vez.


Pero ese no era mi punto, siempre termino yéndome por otro lado; el punto es que hace poco caminaba sólo por los pasillos de la escuela y de pronto me di cuenta que casi pisaba una hoja, de esas que suelen caer de pronto en esta bella época (otoño); así que la tome y la vi por un largo momento y pensé que era hermosa, simplemente hermosa, porque le vi cosas tan especiales que no puedo describir aunque tuviera todos los idiomas disponibles y una mágica manera de conjugarlos y lograr un lenguaje romántico universal. En fin, esto es lo que hablábamos antes, ¿ya recordaste?, sí, sobre las cosas que tienen la importancia que solamente tú les asignes, que nadie más pueda llegar y decirte qué es bello y qué no lo es, qué es verdad y qué es mentira.


¿No te parece bello esto? ¿Sí?, el poder ver lo maravilloso de todo y sentirte afortunado por haber pensado en el instante mismo que ése pedazo de luz cayó frente a ti y te hizo dichoso aunque solamente un poco. Ahora pedimos solo un poco, nada más...


Acaso ¿Qué saben ellos de esto? Si se la han pasado buscando salidas erróneas entre el dinero y el poder, ¿Qué saben ellos de la magia que surge cuando lees un libro o cuando admiran un viejo edificio colonial? ¿Qué saben ellos del sentimiento indescriptible de abrazar a un amigo mientras te llora diciéndote que te admira? ¿Qué saben ellos de admirar un amanecer y sentir en ese instante que todo puede mejorar para todos? ¿Qué saben ellos del dulce sabor de un beso en invierno o de una revolcada en las hojas del simbólico y nostálgico otoño? O ¿Qué sabemos nosotros de tratar de sobrevivir de la maldita miseria? ¿Qué sabemos nosotros de tratar de seguir adelante teniendo que pisar a tus amigos o a tu propia familia? Te juro que esto último no lo quiero saber, en verdad, no quiero.


Uno a veces piensa lo que deberían pensar los demás de uno y no reflexionas en lo que deberías de pensar de los otros, tan vez uno piensa que piensa diferente y tal vez no es así, no debemos caer en ese error, ya que en la raíz de muchos de nuestros males como jóvenes y como estudiantes. Deberíamos aprender a escuchar a los demás y persuadirlos, para que te escuchen al menos un poco, no creo que les cueste mucho, en verdad chaparrita, no lo creo.
Publicar un comentario