lunes, 29 de diciembre de 2008

De niño me juraba...


¿Qué es un hombre rebelde? Un hombre que dice no. Pero negar no es renunciar: es también un hombre que dice sí desde su primer movimiento.
(...) El rebelde (es decir, el que se vuelve o revuelve contra algo) da media vuelta. Marchaba bajo el látigo del amo y he aquí que hace frente. Opone lo que es preferible a lo que no lo es.
El hombre rebelde. Albert Camus.




29 de Diciembre del todavia 2008.

Recuerdo que de niño juraba que no dejaría que nadie me dominase, juraba ser rebelde hasta el tuétano y no someterme a nadie.
Recuerdo que me juré no llevar una vida frívola y en la ignorancia como todos los demás.

Me juré leer hasta caer dormido, me juré viajar hasta caer muerto. Me juré que fornicaria hasta que perdiera todo sentido mi deseo. Me juré que atacaría al dios estúpido que todos adoraban. Me juré que no dejaría que me engañaran más.

Me juré no creer en los gobiernos, en las religiones y en las autoridades. Me juré no inclinarme ni ante mi madre. Juré no darles razones para que me creyeran igual a ellos. En fin, me juré cosas hasta el cansancio.

En ese tiempo me la pasaba jurando sin pensar. Ayer me jure no jurar más sin sentido. Hoy me di cuenta que no cumplo mis juramentos.
Publicar un comentario