lunes, 15 de diciembre de 2008

Sus ojos se Cerraron y el mundo sigue andando...

Sábado 22 de noviembre del 2008.
Un día después de la caída.

Eran de lirios los ramos;
y las orlas de reseda
y de jazmín; la enterramos
en una caja de seda...



Como de bronce candente,
al beso de despedida,
era su frente —¡la frente
que más he amado en mi vida!...

Un viento de invierno helado
Se llevó el alma de mi princesa
Y yo me he quedado callado
Y absorto en mi infinita tristeza.

En la sala de las margaritas
Lloré ríos de mi gran dolor
Ella ya está entre las benditas
Y es el recuerdo de mi corazón.

Quisiera tomarla y abrazarla
Y decirle: ¡aquí estamos mi amor!
Que se levante toda ofuscada
Y que me diga: todo ha sido un error.

Pero la dulce llama se ha extinguido
Ashley Fernanda
Ahora ya viene todo el dolor
Mi sentimiento esta dirigido
A su tierno y gran corazón.

Flores y flores te llegaban
Y ellas te miraban con gran recelo
Todas prestas se alistaban
Pero ¿Qué le puede hacer a un lucero?

Descanzabas pura en un ataúd blanco
Y vestías un lindo Vestido azul
Pequeños niños jugando a tu flanco
Como si fueras un enorme abedul.

Todos decían- Ella solo está dormida
Pues miraban tu descanso sereno
Toda esa gente estaba perdida
Pues no supieron tu corazón tan bueno.

Cientos de flores van y flores vienen
Y regalos para ti al por mayor
Yo quisiera el corazón que tú tienes
Y así luchar por un mundo mejor.

Con un lindo beso de ti me despido
y con un suspiro dentro de mi pecho
te juro que contigo estuve bendecido
y no viviré nunca jamás insatisfecho.

El dolor rápido me sucumbe
Y el recuerdo me entristece
Quisiera que nada me derrumbe
Y que todo de nuevo empiece.

Fuiste nuestra luz al nacer
Divino regalo del dios
Ayer te fuiste al anochecer
Y no te pude ni decir adiós.
Publicar un comentario